26 noviembre 2005

Cincuenta años de Pedro Páramo en Babelia

Excelente y hermoso reportaje del aniversario de la obra majestuosa de Juan Rulfo y su forma de tratar la muerte:

El cuerpo simplemente se disuelve, como sucede con el cuerpo de Juan Preciado: "No había aire. Tuve que sorber el mismo aire que salía de mi boca, deteniéndolo con las manos antes de que se fuera. Lo sentía ir y venir, cada vez menos; hasta que se hizo tan delgado que se filtró entre mis dedos para siempre.

Digo para siempre".


Continuar leyendo.



Technorati tags: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home