26 marzo 2006

Firmado por Ekaizer, El País rectifica sobre la llamada del Rey a Rajoy


El anuncio, como suele decirse, con amplio despliegue tipográfico que el diario El País dedicó el pasado día 24 a una presunta llamada del Rey a Mariano Rajoy, fue rectificado ayer.

Señalando fuentes parlamentarias, Ernesto Ekaizer abrió una extensa inforamción dedicada al alto el fuego de ETA a cuatro columnas. La idea era reforzada, de acuerdo con el periodista, por otros elementos, como el cambio de tono de la segunda intervención del líder popular al respecto del tema.

El Partido Popular anunció publicamante que esta información no era cierta, comunicado que fue respaldado por el Presidente del Gobierno:
Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negó ayer "de manera contundente" que solicitara al rey Juan Carlos que trasladara al líder del PP Mariano Rajoy la necesidad de unidad entre los dos grandes partidos políticos del Gobierno y la oposición.

La rectificación se produce con un titular que no deja dudas (de "El rey llamó a Rajoy" a "El rey no llamó a Rajoy"), pero con pequeñas diferencias sobre la presentación de la primera sobre la segunda en cuanto a relevancia: la primera noticia, a cuatro columnas y toda página, la segunda sólo a tres y, aunque por arriba, sólo capta un cuarto de página como espacio.

Ahora bien, uno cree que esta rectificación debe tener su intrahistoria. Efectivamente, no era una información muy favorable para la posición del Partido Popular en un asunto de la dimensión de la negociación con ETA. Ekaizer no es tampoco un periodista inexperto y aunque sólo sea por los años que lleva en esto no le faltan fuentes. Luego, ¿qué pasó? Normalmente esperaríamos que una información así estuviera contrastada por al menos dos fuentes sin relación entre sí. ¿Lo estuvo? O, lo que es peor, ¿fue parecido? No parece inverosímil que el jefe del estado hablara de la cuestión con el líder de la oposición pero en todo caso la discreción requerida permite aventurar que del contenido de esa posible conversación no demasiadas fuentes estuvieran al tanto. Es evidente que el presidente del gobierno necesita ahora a un Partido Popular que no puede sentirse traicionado o utilizado en esta cuestión, por lo que, salvo evidencias en contra, es necesario cerrar filas en la versión ofrecida por Mariano Rajoy.

También cabe interpretar que el periodista, normalmente no muy simpatizante con las posiciones políticas del Partido Popular (la redacción de la noticia del 24 mezcala información con opinión: "el rostro [...] encajaba perfectamente en la despiadada movilización preventiva que el PP había promovido...") se haya excedido en su valoración ante el alcance de lo que tenía.

En todo caso, las "fuentes parlamentarias" sólo podrían proceder del lado socialista porque se basan en el relato de lo que presuntamente Zapatero conversó con el Rey en el momento de informarle de lo que sucede. Puesto que todo el relato se basa en esa conversación y su presunto contenido (que Ekaizer proporciona con mucho detalle), el desmentido del Presidente del Gobierno arruina cualquier posibilidad de verificación. También parece posible y lógico que Zapatero y el Rey conversaran sobre el apoyo de la oposición - tan lógico, por otra parte - y que la interpretación de la fuente sea parcial o mal interpretada.

Sólo el tiempo permitirá a un periodista orgulloso como Ekaizer relatar qué pasó para llevarle a un titular tan comprometido.



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home